SANTIAGO 1-6-8

Somos Inconstantes

Santiago 1:6-8 Reina-Valera 1960

Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra.

No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor.

El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos.

En el libro de Santiago 1 Habla acerca de los de doble ánimo. Los inconstantes nunca alcanzaran nada. Ej. Hay jóvenes que un día quieren ser arquitectos, luego ingenieros, luego cambista ahora pastores.

Porqué a veces nos tornamos inconstantes?

Porque somos llevados por las emociones. Las emociones no son constantes. El vencedor es aquel que es constante. «Aquel que persevere hasta el fin».

Dios no tiene interés en hacernos perezosos. Muchos creyentes creen que todo es una cuestión mágica. Dios bendice al que tiene constancia. Ej. Aun en la oración el Señor nos muestra la historia de la viuda que importunaba a juez que era malo de día y de noche. Lc. 18. 1-7

Nuestra victoria durara poco si paramos rápido, si dejamos de insistir. Aprendamos a ser constantes con Dios, muchas veces iniciamos algo y nos detenemos después. Ej. Estudiar, trabajar.

Una de las cosas que provoca el favor de Dios es la constancia. Procuremos desde hoy ser constantes y nunca detenernos en nuestro planes y propósito, por supuesto de la mano del Señor.

Bendiciones

One Response

Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *