LUCAS 19-41-44

Nos volvemos Ciegos

Lucas 19:41-42 Reina-Valera 1960

41 Y cuando llegó cerca de la ciudad, al verla, lloró sobre ella,

42 diciendo: !!Oh, si también tú conocieses, a lo menos en este tu día, lo que es para tu paz! Mas ahora está encubierto de tus ojos.

En Lucas 19.41-42 vemos un versículo muy triste «Cuando iba llegando viendo la ciudad lloro… porque no reconociste la oportunidad de tu visitación» allí leemos las palabras de Señor Jesús mencionando que dicha ciudad no podía reconocer el tiempo en el que vivía. Existe mucha gente que en el tiempo de Jesús caminaron con el pero no pudieron reconocerlo. Solo aquellos que lograron verlo fueron bendecidos grandemente por él.

Leemos en Jeremías 33.3 Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces. Una de las bendiciones que el Señor da a aquellos que claman a él, es poder enseñarles y mostrarles, eso habla de ver. Todo el mundo es bendecido, algunos tal vez más que otros, el problema es que pocos pueden ver.

La bendición por más cara o preciosa que sea no servirá de nada si no la podemos ver. Es como cuando tu te encuentras un billete, pero solo tu pudiste verlo, los demás por alguna razón no la veían. Ese billete era una bendición, pero no sirvió para los demás porque no pudieron verlo. Es tiempo de orar y de pedir al Señor que abra nuestros ojos para ver todas las bendiciones que tiene para nosotros. La biblia nos enseña en el nuevo testamento que todas las bendiciones ya fueron liberadas para cada uno de nosotros, es tiempo de abrir nuestros ojos, ver y tomar aquello que Dios nos da.

Bendiciones

Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *