1-corintios-2-10

La Persona más importante

1 Corintios 2:10 Reina-Valera 1960

10 Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.

Debemos entender que así como el espíritu del hombre conoce las cosas profundas del hombre, del mismo modo, el Espíritu Santo conoce lo más íntimo de Dios.
Cuando conocemos al Espíritu Santo, Él empieza a obrar en nosotros, ayudándonos a vivir la vida cristiana y a crecer en nuestra relación con Dios. Tenemos una gran meta y un gran desafío establecido por el Señor Jesús: el de llegar a ser como fue Él, como fue nuestro Maestro. El Espíritu Santo es una persona. Es tan real como tú o como yo. Por eso, no debemos ignorarlo porque lo hieren nuestras palabras y nuestras acciones. Él necesita de nuestras palabras y anhela que le consultemos y que pongamos a Su disposición cada paso que vayamos a dar.

El Espíritu Santo tiene intelecto, solo alguien con intelecto tiene la capacidad de explorar, examinar y buscar.

Lo que el Espíritu Santo investiga, los secretos que descubre de Dios, nos los revela a nosotros que somos sus amigos. Vers.11 «Nadie puede conocer los pensamientos de una persona excepto el propio espíritu de esa persona y
nadie puede conocer los pensamientos de Dios excepto el propio Espíritu de Dios»


Pídele al Espíritu Santo que te revele los pensamientos de Dios para ti. Pídele que te muestre los argumentos a favor que tienes. Hazte Su socio y dale el control total de tu vida. Debemos darle la libertad total para elaborar los cambios que se requieren en nuestra vida y nosotros, ejecutarlos. Si lo reconocemos en nuestras decisiones, Él enderezará nuestras sendas. Cuando nos hacemos socios, nuestros bienes son mancomunados, nuestros recursos son ilimitados, Su poder es compartido y tú y yo somos bendecidos. Dependamos de Sus recursos. El Espíritu Santo es el que decide a quién le otorgará los recursos divinos que los amigos de Dios necesitan. Así nos daremos cuenta que el Espíritu Santo obrará a nuestro favor.

Bendiciones.

One Response

Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *