ISAIAS 55 6-8

Búscalo Ahora, mañana puede ser muy tarde

Isaías 55:6-8 Reina-Valera 1960 (RVR1960) 

Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. 

Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. 

Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. 

Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos. 

Esto es una realidad, para nadie será en vano buscar a Dios, Él nos ofrece perdón, paz y toda felicidad. Su Palabra nos está llamando a buscarle mientras podamos encontrarlo y su Espíritu lucha con nosotros.  

En nuestras vidas existe todo tipo de excusas para no buscar al Señor. Nuestros días giran alrededor de los afanes de este mundo, buscamos y buscamos, pero nada hallamos, queremos encontrar las añadiduras, pero se nos olvida lo principal, el reino de Dios y su Justicia. 

Se nos olvida que Jesucristo es el camino, la verdad y la vida. 

La palabra de Dios nos enseña que antes del fin habrá señales, y  El nos está dando señales, pidiendo que dejemos de jugar al evangelio, dejemos de tener una doble vida porque llegará el día en que la puerta para entrar al reino se va a cerrar y entonces no podrás entrar a la presencia del Señor.  

¿Habrá un día en que no pueda ser hallado?; ¿Llegará el tiempo donde la puerta estará cerrada para los que le busquen? Si, y este será el día en que el Señor regrese por nosotros.  

La situación por la que el mundo está pasando hoy es una clara señal de que Dios quiere cambios en nuestras vidas, Por eso, no solo debe haber un cambio de camino, sino una renovación de nuestra mente. Es necesario arrepentirnos y volvernos al Señor, dejar nuestra iniquidad, si lo hacemos así, Dios será amplio en perdonar.  

No debemos jugar con esa abundante misericordia, ni usarla como ocasión para pecar. Los pensamientos humanos acerca del pecado, de Cristo y de la santidad, difieren grandemente con los pensamientos de Dios. 

Permitamos que la gracia del evangelio haga un cambio grande en nuestros corazones, oremos por aquellos que todavía no le buscan, para que se arrepientan y sean librados del juicio venidero. Como pecadores convertidos hallemos paz en nuestra conciencia y que el amor nos constriña para dedicarnos al servicio de nuestro Redentor, llevando el evangelio de salvación.  

Dejemos lo profano, contencioso, egoísta o sensual y caminemos en santidad para que nuestro carácter sea transformado en un ser puro, paciente y humilde, lleno de amor por nuestro Salvador y por nuestros semejantes. 

Dios nos está invitando a buscarle, a estar preparados para su Venida. Dejemos todos los distractores que nos alejan de su presencia. Restauremos nuestra comunión con Él. 

Es tiempo de entrar   a cuentas con el Señor. 

Recuerda búscalo ahora, mañana puede ser muy tarde. 

Bendiciones 

5 Responses

Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *