DEJATE TRANSFORMAR

Muchos anhelamos servirle al señor, pero antes que hagamos la obra de Dios, necesitamos permitirle que el haga su obra en nuestras vidas. 

Antes de que podamos cumplir el propósito de Dios en nuestras vidas, necesitamos que nos transforme en la persona que tenga las cualidades que son necesarias para sus propósitos. Para Dios es más importante lo que somos, que los hacemos por él, porque lo que somos es el fundamento de lo que podremos hacer.

Una persona que logra hacer cosas para Dios, sin que su vida y su carácter sean transformados, no tendrá una vida que depende en Dios y su gracia, si no que será una persona que depende de sus habilidades personales para hacer la obra de Dios, y eso es una receta para el fracaso.

La vida de Gedeón es un ejemplo perfecto de esta verdad. Antes de que Dios lo usara para cumplir sus propósitos, primero trata con él y lo transforma en la persona con el carácter y el temperamento necesarios cumplir su propósito. 

Cuando Dios lo llama a ser el libertador de su pueblo,  Gedeón era un hombre temeroso y sin visión de lo que Dios podía hacer a través de su vida, Y vino el ángel del SEÑOR y se sentó debajo de la encina que estaba en Ofra, la cual pertenecía a Joás abiezerita; y su hijo Gedeón estaba sacudiendo el trigo en el lagar, para esconderlo de los madianitas. (Jueces 6:11) Entonces Dios, a través de su ángel declara proféticamente lo que Dios quiere hacer en la vida de Gedeón, Y el ángel del SEÑOR se le apareció, y le dijo: El SEÑOR está contigo, valiente guerrero. (Jueces 6:12) Gedeón no estaba preparado para recibir esa palabra porque la visión que tenia de si mismo era más baja de lo que Dios veía de su vida.

Dios hablaba de lo que pudiera ser si le permitía obrar en su carácter y transformarlo en el hombre que Dios necesitaba para cumplir su propósito. Gedeón estaba tan “atado” en su temor y debilidad que lo único que veía era la situación terrible que estaba viviendo que no le permitía ver que al igual que en el pasado Dios había usado a otros hombres y mujeres como el para cumplir sus propósito.

Gedeón conocía las historias de sus antepasados, y de cómo de una manera milagrosa cuando ellos dejaban que Dios obrara a través de ellos, no había nada que detuviera su propósito. Por el contrario Gedeón culpaba a Dios de la situación en cual se encontraba, Entonces Gedeón le respondió: Ah señor mío, si el SEÑOR está con nosotros, ¿por qué nos ha ocurrido todo esto? ¿Y dónde están todas sus maravillas que nuestros padres nos han contado, diciendo: «¿No nos hizo el SEÑOR subir de Egipto?» Pero ahora el SEÑOR nos ha abandonado, y nos ha entregado en mano de los madianitas. (Jueces 6:13) Por este motivo, Dios tuvo que trabajar en varias áreas del carácter de Gedeón. 

  • En primer lugar, trabajo la imagen que tenia de sí mismo, Y él respondió: Ah Señor, ¿cómo libraré a Israel? He aquí que mi familia es la más pobre en Manasés, y yo el menor de la casa de mi padre. Pero el SEÑOR le dijo: Ciertamente yo estaré contigo, y derrotarás a Madián como a un solo hombre. (Jueces 6:15-16) Gedeón no se veía como una persona capaz de libertar a la nación de la esclavitud, mas sin embargo Dios había puesto en el, habilidades que estaban “escondidos” y que el trato de Dios en su vida sacaría a relucir. Dios le dijo, Y el SEÑOR lo miró, y dijo: Ve con esta tu fuerza, y libra a Israel de la mano de los madianitas. ¿No te he enviado yo?  (Jueces 6:14 LBLA) Dios no solamente había puesto un llamado en su vida, pero ahora lo estaba empoderando para poder cumplir esa misión. 
  • En segundo lugar, Dios llevo a Gedeón a tener una experiencia sobrenatural de su poder y su gloria. (Ver Jueces 6:17-23) 
  • En tercer lugar, Dios llevo a Gedeón a quitar los ídolos falsos, o la causa de la situación por la cual la nación estaba pasando por ese momento de persecución y crisis (ver Jueces 6:25-28) 
  • En cuarto lugar, Dios le dio la habilidad de convocar, de ser una influencia para llevar a la gente a la visión de Dios (Jueces 6:34-35) 
  • En quinto lugar, Dios sigue trabajando en incredulidad de Gedeón para que este confié plenamente en Dios (ver Jueces 6:36-40) 
  • Por ultimo, Dios le revela la estrategia, como ha de derrotar a los Madianitas. (Ver Jueces 7) 

Toda persona que Dios llamo en las Escrituras para cumplir sus propósitos, primero trato en su carácter para formar en él o ella la persona que Dios usaría para hacer grandes cosas. Antes de que Dios pueda usarte para sus propósitos, primero debes  pedirle que te transforme y que tú seas una persona que refleje el carácter, la visión, y el poder necesarios para la misión que te esta llamando.

Bendiciones

ENTRADAS RECIENTES

Santificaos

Josué 3:5 Reina-Valera 1960 5 Y Josué dijo al pueblo: Santificaos, porque Jehová hará mañana maravillas entre vosotros. Santificaos: Porque esto sería una batalla espiritual, Josué

Leer Más >>

Sujeción y Unidad

Hebreos 13:17 Reina-Valera 1960 17 Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para

Leer Más >>

Estad Quietos

Salmos 46:10 Reina-Valera 1960 10 Estad quietos, y conoced que yo soy Dios;Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra. «¡Estad quietos, y conoced

Leer Más >>

¡SIGAMOS EN CONTACTO!

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas noticias! Prometemos no enviar nunca spam.

close

¡SIGAMOS EN CONTACTO!

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas noticias! Prometemos no enviar nunca spam.

close

¡SIGAMOS EN CONTACTO!

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas noticias! Prometemos no enviar nunca spam.